Ortodoncia, instrucciones de higiene

Un correcto cepillado te ayudará a evitar las caries, mantener tus encías sanas e incluso puede acortar un poco el tiempo de tratamiento, ya que cuando las encías están muy inflamadas, no se pueden activar o “apretar” los brackets, sino que hay que posponer esa sesión hasta que la encía se desinflame, lo que hace que tu tratamiento comience a retrasarse. Reducir el consumo de azúcar (chocolate, golosinas…) por su capacidad cariogénica. No debes comer alimentos duros (kikos, caramelos, costillas, bocadillos, marisco…) o aquellos que son muy pegajosos (golosinas, sugus, toffes…)

Recuerda que, la placa bacteriana acumulada produce caries y descalcificaciones que perjudican al paciente. También produce inflamación de las encías que si perdura, puede necesitar un tratamiento periodontal al finalizar el tratamiento ortodóncico.

ortodoncia metalica

Lo más importante para un adecuado cepillado es el tiempo, 30 segundos o 1 minuto no son suficientes, un buen cepillado debe durar al menos 4 ó 5 minutos, cepíllate los dientes, encías y lengua después de cada comida, utilizando un cepillo seco con poca cantidad de pasta. Concéntrate en la zona de mayor riesgo (espacio entre los brackets y la encía). Luego deben revisarse frente a un espejo con buena luz. y la manera de hacerlo te la explicamos a continuación.

  • Cepilla la parte de afuera de tus dientes superiores con pasta dental en forma circular, 10 segundos por cada diente. Recuerda ir desde el último molar de un lado hasta el último molar del lado contrario.
  • repite el cepillado circular en los dientes superiores, ahora 5 segundos por cada diente, pero solamente cepillándote en la parte que está entre el bracket y la encía. Para esto, tendrás que inclinar el cepillo en un ángulo de 45° aproximadamente.
  • Repite los mismos pasos Primero y Segundo en los dientes inferiores.
  • Ahora cepilla muy bien la cara oclusal de los dientes superiores y de los dientes inferiores.
  • Cepilla la parte interna de los dientes superiores, en forma de barrido, desde arriba hacia abajo, es decir, desde la encía hasta el borde del diente, varias veces por cada diente. Acuérdate de hacer esto en dientes y molares.
  • Cepilla la parte interna de los dientes inferiores, en forma de barrido, desde abajo hacia arriba, es decir, desde la encía hasta el borde del diente, varias veces por cada diente. Acuérdate de hacer esto en dientes y molares.
  • Después de cepillar los dientes, cepilla muy bien la lengua y el paladar.

Instrucciones para el uso de hilo o seda dental

El uso del hilo dental es fundamental para mantener tus dientes sin caries interproximales y para prevenir la aparición de enfermedades en las encías.

Como es un procedimiento un poco lento y detallista, recomendamos hacerlo sólo 1 vez al día, idealmente por la noche (porque normalmente se suele tener más tiempo).

El uso de hilo dental en pacientes con o sin aparatos fijos de ortodoncia es prácticamente igual, con la salvedad que en los pacientes con aparatología fija, el hilo hay que enhebrarlo o pasarlo bajo el arco de alambre.

En realidad, cualquier hilo dental sirve, siempre y cuando puedas enhebrarlo bajo el arco dentario, lo que no es fácil de hacer en la parte posterior de los dientes o entre los molares. Para hacer esa tarea más fácil, existe un hilo dental llamado Superfloss, de la marca Oral B.

La forma de utilizarlo es la siguiente:

  • Introduce el trozo corto y rígido del superfloss bajo el arco de alambre que tienes puesto.
  • Con la parte de la esponja, limpia el costado de cada bracket.
  • Pasa el hilo dental entre los dientes, intentando “abrazar” primero un diente y luego el diente vecino. Recuerda que el hilo dental debe llegar hasta el borde de la encía e incluso debe meterse un par de milímetros en la encía, pero sin que duela.
  • Con cuidado, retira el hilo dental y repite este procedimiento en todos los dientes. Una vez terminado tira el hilo dental a la basura.
  • Por último, enjuaga tu boca con agua y ahora procede a lavarte los dientes.

Instrucciones para el uso del cepillo interproximal

El cepillo interproximal es muy importante para mantener limpios y sin comida ciertos huecos entre los dientes y resquicios de los aparatos fijos. Su uso es muy simple y se recomienda usarlo sin pasta, después de haberte cepillado los dientes. La forma de uso es la siguiente:

  • Frente a un espejo con buena luz, introduce el cepillo interproximal por abajo del arco de alambre, y limpia el costado de los brackets.
  • Repite este procedimiento en cada uno de los brackets que tienes en la boca, diente por diente y sin pasta, para poder ver bien.
  • Una vez terminado, enjuaga tu boca con agua, enjuaga el cepillo interproximal y lo guardas.

Recuerda usar un enjuague o colutorio 1 vez al día (en la noche) durante todo tu tratamiento. Esto mejorará tu higiene diaria.

Recuerda acudir a tu Dentista 2 veces al año.