Prótesis Fija

puente metal ceramica

Puente metal cerámica

Llamamos Prótesis Fija a aquella que el paciente no puede sacar de la boca sin ayuda del odontólogo,  ya que van cementadas a otros dientes.

Con este tipo de prótesis podemos suplir uno o varios dientes y para ello es necesario la existencia de un número mínimo de dientes dependiendo de cada caso.

Cuando se abarca una sola pieza hablamos de corona o funda mientras si suplimos varios dientes se llama puente.

Este tipo de prótesis está compuesta por dos partes:

  • La estructura: Aporta el ajuste y resistencia a la prótesis y puede ser de metal (Oro, titanio, Cromo-cobalto…) o sin metal (zirconio, alúmina…)
  • El recubrimiento: Es con el que se consigue la estética de la prótesis, puede ser de material acrílico o de cerámica.
tinción de encía

Tinción de encía

La prótesis fija es una de las prótesis más cómodas, mejor toleradas y que menos problemas produce, aunque es más costosa que la prótesis removible. Proporciona una masticación casi natural, y un habla y una estética muy adecuadas, aunque no permite cerrar perfectamente los espacios creados entre los dientes y las encías cuando éstas han menguado, y por estos espacios, igual que ocurre con los dientes naturales en circunstancias análogas, se puede escapar algo de saliva y de aire, con lo que a veces al hablar se produce un cierto “ceceo”.

La ventaja de la prótesis fija es que no hay que retirarla de la boca para limpiarla y que no se mueve, pero exige más cuidado en la higiene dental diaria, y una vigilancia más frecuente por el dentista.

Con el tiempo, el proceso de atrofia natural de los huesos maxilares y de las encías deja a la vista las “juntas” o interfases entre dientes y fundas, con lo que estéticamente se van volviendo inaceptables y puede necesitarse su reemplazamiento.

puente zirconio

Puente de zirconio

En la actualidad se está imponiendo el uso de prótesis fijas libres de metal compuestas en su totalidad por componentes cerámicos tanto en la estructura como en el recubrimiento. Ésto es debido a la mejor biocompatibilidad del material cerámico frente al metal utilizado habitualmente en prótesis fijas, y a su mejor estética, ya que la cerámica se comporta a la luz que llega a la boca de forma similar a como lo hace el diente natural. Sin embargo al utilizar metal en el núcleo de la prótesis ésta pierde gran parte de su translucidez, y aunque el color sea muy similar, aparecen diferencias en cuanto a las propiedades de refracción y reflexión de la luz.

Cómo cuidar tus prótesis fijas

En casos complejos en los que es necesario rehabilitar una gran cantidad de piezas dentales con Prótesis Fija o Removible es muy aconsejable realizar un encerado diagnóstico para intentar anticiparse al resultado final. De esta manera podemos realizar una simulación sobre un modelo de escayola de los puntos importantes del tratamiento a realizar.

mokup

Encerado diagnóstico