Tom Cruise tuvo que ponerse unos afilados colmillos para rodar “Entrevista con el vampiro” y, de vez en cuando, bañarlos con un poco de sangre… En la realidad tenía una sonrisa bonita pero corregida por un tratamiento de ortodoncia, todo hay que decirlo. A pesar de haber llevado brackets, no han logrado centrarle la línea media y

Leer Mas