Nuestro Blog

El cepillado dental es una actividad necesaria para la eliminación de la placa dental, que está  relacionada tanto con la caries dental como con las enfermedades periodontales (la gingivitis y la conocida piorrea).

En estos pacientes es importante sanear la cavidad oral y mantenerla en buenas condiciones, ya que una intervención tardía en algunos tratamientos, en función de las condiciones previas de salud del paciente, pueden necesitar de intervenciones curativas o paliativas de difícil aplicación y muy invasivas.

Es sabido que una salud oral y dental apropiada repercute favorablemente en la calidad de vida de todas las personas, y en particular de aquellas con necesidades especiales, ya que facilita una alimentación correcta sin molestias, mejora el aspecto físico, permite una mejor articulación de las palabras y, en consecuencia, mejora su bienestar y su inclusión en la sociedad.

Para personas con discapacidad se pueden confeccionar mangos especiales para facilitar el cepillado, como por ejemplo fijar el cepillo a la mano con una banda elástica; doblar el mango del cepillo; alargar el mango con un trozo de madera o plástico y agrandarlo con la empuñadura de un mango de bicicleta o usar un cepillo eléctrico. Aunque la mayoría de las veces es recomendable llevar a estos pacientes a clínicas dentales donde exista personal especializado en pacientes disminuidos, donde se les realizará las necesarias técnicas de higiene oral.

Técnicas de cepillado:

Existen muchas técnicas, pero cabe destacar que más que la técnica lo importante es la minuciosidad, el cuidado con el que se realiza el cepillado, consiguiendo así el mismo resultado con cualquiera de las técnicas. Existen casos en que debido a determinadas patologías o factores como la falta de cooperación o falta de destreza manual se recomienda una técnica determinada. Es importante en todas las técnicas seguir un orden que deberá ser siempre el mismo para no olvidar ninguna superficie dentaria.

  1. En primer lugar cepillar la mitad superior derecha por la parte externa, seguida de la mitad superior izquierda también por la parte externa, mitad inferior izquierda y mitad inferior derecha también por la parte externa.
  2. Seguiremos otra vez el mismo orden pero ahora por la parte interna.
  3. A continuación las caras masticatorios u oclusales de los dientes
  4. Y por último cepillaremos la lengua.

En total la técnica de cepillado correcto debe durar entre 2-3 minutos.

Infórmese sobre las técnicas más apropiadas para la higiene diaria por parte de la persona con discapacidad y si lo cree necesario, pida su cita sin ningún coste y nosotros les enseñaremos la mejor forma de cepillado para cada caso.

https://www.clinicadentalhiades.com/contacto/

 

.