Se llama Prótesis Removible a aquella prótesis que se pueden y deben extraer de la boca para facilitar la limpieza de ésta con los que se reponen artificialmente dientes ausentes y se compensa la atrofia en los huesos maxilares que sigue a la pérdida dentaria. Permiten mejorar la masticación, la estética y el habla.

Prótesis removible flexible
Prótesis removible flexible

Estos aparatos de prótesis removible se sujetan a algunos dientes naturales mediante dispositivos no rígidos, llamados retenedores (vulgarmente “ganchos”), y a veces también descansan sobre el hueso cubierto de mucosa. Por estas razones, al morder sobre ellos se suele notar un pequeño “ballesteo” y la masticación no es tan eficaz como con los dientes naturales. Tenemos que tener en cuenta que estas prótesis son removibles y que tenemos que adquirir cierta destreza para manejarlas a la hora de comer y hablar.

Con el tiempo, los dientes naturales remanentes de la boca se desplazan (sobre todo los que resultan recargados o empujados por los aparatos de prótesis) y el hueso cambia de forma, lo mismo que nos cambia la cara y el cuerpo al envejecer. Como consecuencia, los aparatos se desadaptan y pueden generar molestias o ulceraciones que requieren corrección por el dentista primero, y su sustitución, al cabo de algunos años por otros nuevos.

Además los elementos metálicos (y también los de acrílico) de los aparatos de prótesis removible pueden sufrir fracturas con el uso, debido a la llamada fatiga elástica (debilitamiento similar al que se produce en un alambre cuando se dobla a un lado y  otro repetidas veces). Estas roturas deben repararse inmediatamente, para evitar problemas sobreañadidos. Como al principio algunas pasan desapercibidas conviene realizar revisiones periódicas en el dentista (como mínimo, una vez al año).

Para la confección de las prótesis nuestro laboratorio colaborador utiliza materiales y aparatos de gran calidad y precisión, gracias a lo cual podemos garantizar todos nuestros trabajos.

Existen diferentes tipos de prótesis removible, en función de la cantidad de piezas dentales y de su estructura, debe consultar con su odontólogo/a para que le aconseje sobre la prótesis más aconsejable en su caso particular.

Tratamientos de Protesis removible

saber más

Prótesis parcial de estructura metálica

Este tipo de prótesis también es conocida como esquelético

saber más
saber más
saber más

Prótesis completa

Está constituida por dos componentes. Los dientes y una base que realiza las funciones de estructura y soporte de los dientes.

Prótesis parcial de estructura acrílica

En algunos casos es apropiado el uso de prótesis parcial removible de nylon termoplástico ya que este material es flexible y son muy difíciles de romper.

Una aplicación apropiada de este tipo de prótesis de nylon es en pacientes a los que se les rompe con frecuencia su prótesis.

Prótesis parcial removible
Prótesis parcial removible

Prótesis parcial de estructura metálica

Está compuesta por tres partes. Los dientes, una estructura metálica y una base de material acrílico que sirve de soporte para los dientes.

Este tipo de prótesis es más estable y rígida que una realizada con material acrílico, y gracias a la rigidez del metal la estructura puede ser más fina y por tanto más cómoda para el paciente.

Estas prótesis son las más aconsejadas ya que protegen los dientes que le sirven de retención y apoyo mejor que otras prótesis, pero es necesario tener un cierto número de piezas dentales para que funcionen correctamente.

prótesis parcial removible metálica
prótesis parcial removible metálica

Prótesis inmediata

Tienen carácter provisional, para unos pocos meses, al cabo de los cuales se realiza la prótesis definitiva.

Durante ese periodo, remodela el hueso donde se hicieron las extracciones; proceso al que ayudan dichas prótesis provisionales, y se evita el rápido aflojamiento que sufrirían las prótesis definitivas si se confeccionaran inmediatamente después de las extracciones.

Por su carácter provisional, precisamente durante el periodo de máxima remodelación que sufre el hueso y las encías después de la extracción, tienen más tendencia a aflojarse, moverse y provocar rozaduras que las prótesis definitivas.

Además, como se confeccionan antes de extraer los dientes, no pueden probarse, por lo que su estética también suele estar menos lograda.

Prótesis combinada o mixta

Este tipo de prótesis suma los beneficios que nos aportan la prótesis fija y la removible.

Para ello utilizamos como pilares algunos dientes naturales, que pueden ser sustituidos por implantes, a los que se les colocan unas coronas con elementos invisibles de retención para la prótesis removible. Y además pueden ir combinados con otros sistemas de estabilización y retención como los microfresados o los elementos de fricción.

Mantenimiento de las prótesis dentales

  • El mantenimiento de las prótesis dentales que debe realizar el usuario cosiste en la higiene diaria. En el caso de las prótesis fijas debe realizarse un cepillado como en los dientes naturales además del uso de sedas dentales para prótesis fijas o irrigadores bucales.
  • Las prótesis removibles deben limpiarse fuera de la boca con agua corriente, un cepillo para prótesis dentales y se pueden emplear productos específicos para ayudar a la limpieza de las mismas. Su doctor/a le aconsejará sobre los productos más adecuados en su caso.
  • Además es imprescindible una revisión anual en la clínica para garantizar el correcto funcionamiento de sus prótesis dentales.